14 de May del 2016

Clasificación del chorro de abrasivo sobre el hierro

Una gran cantidad de nuestros trabajos consiste en el chorro de abrasivo sobre  hierro o metal.Disponemos de cabinas en nuestra instalación específicamente para trabajar sobre este material. También realizamos todo tipo de estructuras fijas o de gran volumen desplazando equipos móviles.

El hierro es uno de los metales más utilizados por la industria: Interviene en la construcción de estructuras, instalaciones, puentes, vigas.... También a nivel de hogar disponemos de infinidad de objetos fabricados con este material.

Pero el hierro no es un metal estable, basta la presencia de la humedad y el oxígeno del aire para que comience a oxidarse. En las zonas del litoral también hay el agravante de la presencia de cloruros (atmósfera marina).

El método más utilizado para la protección del hierro es la aplicación de pinturas. La diversidad de ambientes a que pueda estar sometido el metal ha obrigado a desarrollar pinturas capaces de protegerlo con éxito incluso en las condiciones más severas que puedan presentarse.

No obstante, el éxito de la pintura no depende sólo de la calidad y cantidad que se aplique, sino también como se aplique y especialmente el estado de la superficie metálica al realizar la aplicación. Ningún sistema de pintura proporcionará un óptimo resultado si la superficie donde debe aplicarse no está correctamente preparada. Es evidente la necesidad de eliminar la suciedad y el óxido para tener una superficie limpia en el momento de aplicar la pintura.

El método ideal para la eliminación de óxido, grasas y limpieza y preparación de las superficies metálicas es el arenado o chorro de abrasivo, y según el acabado final está clasificado en cuatro grados de preparación, según la norma ISO 8501-1:

Sa 1: Limpieza por chorro abrasivo ligero. Se elimina la capa suelta de laminación, el óxido suelto y las partículas extrañas.

Sa 2: Limpieza por chorro abrasivo intenso. Se elimina casi toda la capa de laminación y de óxido y partículas extrañas. Deberá adquirir un color grisáceo.

Sa 2 1/2 : Limpieza por chorro abrasivo a fondo. Las capas de laminación, óxido y partículas se quitan de forma tan perfecta que solo pueda percibirse alguna impureza o ligero cambio de color en algún punto.

Sa3: Limpieza por chorro abrasivo hasta llegar a hierro vivo, denominado "metal blanco". Toda la capa de laminación, todo el óxido y todas las impurezas deberán eliminarse totalmente y de forma uniforme, sin dejar ningún rastro de contaminante.Deberá adquirir un color metalico uniforme.