25 de October del 2016

Decapado de madera

La madera, como la mayoría de materiales, ha recibido desde antiguo diferentes tratamientos estéticos y protectores: Pinturas, barnices.... Al plantear su recuperación, la primera etapa del trabajo consiste en su eliminación para dejar la madera limpia y preparada.

Existen diferentes procesos para eliminar estos tratamientos, en función del tipo de cobertura a eliminar, volumen de la superficie a tratar, angulosidad y tipo de madera. A continuación enumero los más habituales, divididos en tres tipos: Químicos, abrasivos o mediante calor.

PROCESOS QUÍMICOS:

Decapantes en gel: Los productos decapadores no pueden disolver realmente todas las capas antiguas per las expanden y ablandan de forma que permite retirarlas con mayor facilidad. Para ello es preciso aplicar el producto mediante brocha, esperar a que actúe, y antes de que empiece a secarse, se debe eliminar con una espátula. A continuación se vuelve a aplicar el decapante para eliminar la siguiente o siguientes capas de pintura hasta dejar la madera limpia.

Inmersión química: Uno de los sistemas antiguamente tradicionales era mediante sosa cáustica en escamas. Esta técnica de decapado tiene el inconveniente que hay que mojar la madera, con las posibles reacciones de movimiento y tener que esperar un cierto tiempo para que seque bien antes de barnizar. El procedimiento consiste en verter en una cuba una parte de sosa por ocho de agua, donde se pondrá la pieza de madera para disolver las diferentes coberturas.

 

PROCESOS ABRASIVOS:

Chorreo de abrasivo: En determinadas situaciones, el decapado por proyección de abrasivos a baja presión puede resultar apropiado para la eliminación de estos tratamientos superficiales, bien sea como método único o complementario de los tradicionales. Los abrasivos más habituales en estos trabajos son silicato de aluminio, microesfera de vidrio o granate.

Lijado: Se puede realizar en concepto de decapado de madera, siempre que el barniz sea pobre o blando que se pueda retirar lijándolo. Este sistema es adecuado para pequeñas superficies o muebles muy delicados.

 

CALOR:

Pistola de aire caliente: Sirve para retirar capas viejas de barniz de superficies de madera. El aire caliente funde el barniz durante unos momentos, permitiendo su eliminación con la espátula.