26 de February del 2016

Santa Maria del Mar

En estos días estamos finalizando la última etapa de la limpieza de una de las fachadas de la Basílica de Santa María del Mar, edificio fascinante y bellísimo, siendo el mejor ejemplo de arquitectura gótica catalana que se puede encontrar en Barcelona.

Santa María del Mar representa la humildad y la fe. La construcción de la iglesia comenzó en 1329 de la mano de los fieles de la zona del puerto y del barrio de la Ribera, personas humildes y creyentes que fuern quienes la sufragaron y aportaron su trabajo. Toda la población del barrio participó activamente en la construcción. La parroquia de Santa María del Mar se convirtió en Basílica entre 1923-1924.

Su interior es particularmente hermoso gracias a la luz que entra por sus ventanales y le da al lugar un toque mágico, así como por las dieciséis columnas sobre las que se sostiene el grandioso techo de la basílica.

 

  • En el año 1329 se colocó la primera piedra para la construcción de la Iglesia de Santa María del Mar. La obra estuvo a cargo del maestro Bernat de Montagur, secundado por Ramón Despuig.
  • En 1340 se construyen los muros superiores, los pilares y la totalidad de las formas de los arcos y torales diafragmáticos, permitiendo la construcción de una cubierta provisional de madera.
  • En 1360 bajo la cubierta se van cerrando las vueltas, comenzando por las del presbiterio y el primer tramo.
  • A finales de 1370 se terminan de cerrar las bóvedas de los tramos 2, 3 y 4
  • En 1383 se coloca la última parte del cuarto tramo.

 

Algunos terremotos e incendios destruyeron buena parte de su legado original, como el altar mayor, también de estilo gótico, que resultó completamente destruido durante el incendio de 1939, conjuntamente con el gran órgano.

Está ubicada en la Plaza de Santa María, 1, dando sus fachadas laterales al Carrer Sombrerers por un lado y Carrer Santa María por el otro.

Es un templo austero y hermoso, además de un destino turístico muy visitado. La novela "La Catedral del Mar", de Ildefonso Falcones, ha aumentado si cabe su popularidad, al crear una apasionante historia de ficción en la Barcelona mediaval cuyo eje central es la construcción de esta preciosa edificación.

Sencillamente es maravillosa.